10 Preguntas por la Educación: ¿por cuál vota?

16 Jun 2012 - 5:54pm -- Mónica Tapia

Publicado originalmente en Animal Político

Aquí mi reseña y mis intentos de tuits (en negritas naranjas)... lástima que la red 3G de Telcel, como siempre, no funcionara 

Revisaría, para reivindicar: Enrique Peña Nieto (PRI)

El primer bloque de preguntas fue fundamental para distinguir las posiciones:

¿Qué propuesta contempla para devolverle al Estado mexicano la rectoría sobre la política educativa? ¿Derogaría el Decreto Presidencial de 1946 que le da al SNTE las facultades para actuar sobre la política educativa?

¿Cómo haría para que el SNTE se dedique sólo a defender los intereses laborales de sus agremiados y el Estado asuma plenamente su responsabilidad para con la educación pública? ¿Está dispuesto a garantizar la libertad de los docentes y terminar con la retención automática de cuotas sindicales? Aquí se puede leer el resto de las 10 preguntas elaboradas a los candidatos

Jorge Javier Romero, Tere Lanzagorta y Ricardo Raphael de Múevete Por la Educación se sacaron un 10 con estas preguntas difíciles, pero Blanca Heredia fue la profesora estrella, digna representante de una ciudadanía fuerte, que no se dejó marear y exigió firme respuestas puntuales de los candidatos.

Enrique Peña Nieto (PRI) comenzó eludiendo la primera pregunta, hablando sobre cómo es necesario ampliar la cobertura de la educación media superior.... Blanca desde ahí respetuosamente le dejó claro cuál sería el formato de la reunión y preguntó de nuevo “¿Derogaría el Decreto de 1946?”.

Contestó Peña Nieto: “Revisaría la legislación, ya que el Decreto implícitamente no tenía vigencia por la descentralización”. Mis reflexiones tuiteras: Si verdaderamente no tuviera vigencia por la descentralización,  entonces el SNTE no negociaría a nivel nacional, sino sólo en cada uno de los estados.

“Creo en la rectoría del Estado” --el candidato repitió varias veces esto como actor que conoce bien su papel-- “El Estado es rector responsable de garantizar la educación pública, laica, gratuita”. Una frase de la Constitución que suena bien en campaña –todos la conocemos gracias al método pedagógico de memorización de las escuelas– pero el “cómo” nunca lo escuché. 

Blanca retomaba de nuevo la respuesta ofrecida: “el Decreto lo revisaría” y Peña Nieto decía: “lo revisaría para reivindicar…” hasta ahí quedaba. ¿Para reivindicar qué?, me quedé yo pensando. Es un discurso donde las palabras suenan. “Revisar, para reivindicar” suena nada más, porque no dice mucho.

“El sindicalismos es para la defensa de sus agremiados, y el sindicato debe democratizarse, ser más transparente y rendir cuentas a sus agremiados”. El Presidente no tiene facultades para “democratizar” a un sindicato, sería acusado de intromisión en la vida sindical. Súbitamente me remonto a la película “Sr. Embajador” de Cantinflas. Los mexicanos “nos mareamos” con las frases bonitas, las palabras barrocas que no dicen nada nos impresionan.

”No eliminaría la retención automática de cuotas de docentes, porque es un derecho que se han ganado los trabajadores. Es para fortalecer al sindicato y sus agremiados. Si no se retuvieran las cuotas se fragmentaría, se quitaría poder a los agremiados, no podrían hacerle frente a los poderes económicos”. 

A ver candidato, si la SEP no les descontara las cuotas sindicales de manera automática a los maestros; si se les preguntara; si el sindicato directamente les cobrara, ¿no se les daría mayor poder a los agremiados? Si se les obliga a los maestros a afiliarse y a pagar sus cuotas, ¿cómo van a democratizar al sindicato? ¿Cómo lograrán los agremiados que la cúpula del sindicato les rinda cuentas y sea transparente? Y si además el mismo SNTE es quien les da o quita sus plazas, ¿cómo promoverá que los agremiados luchen por su democratización cuando su trabajo está en riesgo?

La democratización, rendición de cuentas y transparencia del sindicato suena a otra frase bonita sin verdadera sustancia ni compromiso sobre los “cómos”.

Peña Nieto es un excelente egresado de la pedagogía de “repite conmigo, ten buena memoria, no importa si entiendes lo que dices, con tal de que suene bien”.

 

“Mi meta es que México ocupe en PISA el primer lugar de América Latina” será el titular de mañana.

“Ahora en PISA, Chile y Uruguay nos superan”. Muy bien pienso, un primer compromiso asumido por Peña Nieto pero ¿cómo lo va a cumplir? me sigo preguntando.

“Se deben cambiar los incentivos que hoy tienen los maestros. Un maestro no debería valer en razón de su plaza o nivel de la plaza, sino del desempeño educativo de sus alumnos. Crear un nuevo modelo educativo que permanentemente sea evaluado y mejorar el desempeño educativo de sus maestros”. Muy bien, escuchemos los detalles…

“El concurso de las plazas, sí…. Las vacantes, las vacantes definitivas y nuevas… y que sea gradual, porque no hay condiciones. Que las plazas se otorguen por concurso… y por otras modalidades en el nuevo modelo… Y crear nuevos mecanismos para las nuevas plazas de dirección” (los puntos suspensivos es para ahorrarles el rollo discursero).

Viene luego otro un rollo mareador sobre las escuelas de tiempo completo, computadoras, infraestructura. Mucha, mucha inversión; mucho, mucho dinero. 25 pesos de nuestros 100 pesos de impuestos ya se van a la educación. “Más espacios educativos, más inversión en infraestructura, computadoras…”

Todo esto se ve y se puede cortar con listón, pero sin detalles sobre el componente más importante de la educación: la gestión pública de los recursos humanos o los maestros. Si sólo las vacantes de maestros se concursan, tomará por lo menos 20 años en tenerlas todas concursadas. Y “los nuevos mecanismos” de ese “nuevo modelo” seguramente será otro round de negociación con el SNTE, seguramente. Y ¿qué quiere decir que el país no tiene condiciones para avanzar más rápido?

“Sí, la escuela debe ser el centro del sistema educativo, pero hay que rehabilitarlas”.

De la autonomía de la escuela y su identidad jurídica, no dice nada. Tengo la impresión de que ni siquiera entiende la pregunta.  Los buenos profesores, los buenos directores, los buenos supervisores y las organizaciones educativas conocen perfecto este problema. La escuela es sujeto pasivo de las políticas y la burocracia que le aterrizan ahí las decisiones. Para abrir sus puertas, innovar, crear, tiene que pedir permiso a la SEP.

Blanca no se aguanta y contesta: “La inversión educativa es importante, pero las condiciones institucionales son las que tienen que cambiar. Aumentar la inversión nos dejará en el mismo lugar, si las reglas no cambian. Los estudios internacionales nos dicen que la autonomía escolar se debe garantizar, no sólo la infraestructura de la escuela”.

“Los recursos federales que se transfieren a los estados ya son sujetos a fiscalización por la Auditoria Superior de la Federación. Son los más fiscalizados por la Auditoría, el Congreso estatal y las contralorías estatales. Ya propuse un Sistema Nacional de Fiscalización con una Comisión Nacional Anti-Corrupción para investigar las denuncias ciudadanas.” O sea, status quo, ¿para qué obligar a los estados a rendir mejores cuentas, si ya lo hacen tan bien? Como se ve que Peña Nieto viene del Reino de la Opacidad (Estado de México) y el PRI no ha aprendido nada del endeudamiento millonario de Coahuila.

Participación social y autonomía del INEE: a lo que Peña Nieto sí se comprometió

“La rectoría de la educación le corresponde al Estado, pero se abrirán espacios para la sociedad civil organizada. Sí, me comprometo a reformar la Ley General de Educación para que los consejos escolares puedan opinar sobre el aprendizaje de sus hijos, la evaluación y la gestión escolar”. Primer aplauso, primer compromiso real: consejos escolares con mayores atribuciones en gestión educativa.

“Sí, me comprometo a hacer disponibles datos e información. Haré pública, publicitaré en internet una base de información única sobre la planta magisterial de manera inmediata, aunque tengo que ver cómo está la información”. Sí al padrón de maestros dice Peña Nieto, aunque le llama “base de información única”.

“Sí, me comprometo a garantizar la autonomía constitucional del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación, para que la evaluación se realice sin interés partidista, con especialistas y ciudadanos”. Menos mal, quiere un @INEEMX autónomo, ahora habrá que ver de qué especialistas y ciudadanos se compone.

En resumen, @EPN se comprometió a un INEE autónomo, un padrón de maestros y un papel más activo de los Consejos escolares. La pregunta es si la reforma educativa que esperamos en los próximos años se compone sólo de esos tres compromisos. Yo quiero que las reglas institucionales de la política educativa cambien y se rompa la complicidad entre las autoridades educativas y la cúpula del SNTE. Peña Nieto no hizo ningún compromiso al respecto.

-----

Es como si el sindicato de la SHCP decidiera la política hacendaria del país: Vázquez Mota

El escenario de la tarde cambió para recibir a Josefina Vázquez Mota (PAN). Ya no había los por lo menos 50 medios de comunicación menos, ya no había detector de metales ni un equipo masivo de seguridad, unos cuantos asistentes (o acarreados, no sé) menos y un clima más relajado. Rogelio Gómez Hermosillo, Miguel Székeley y Adriana Hinojosa se sentaron en primera fila, con cara de satisfacción por su trabajo con la candidata. Y nosotros por verlos contentos, porque nos da confianza lo que hacen.

“Por supuesto que derogaría el Decreto de 1946, porque México ha cambiando" comenzó diciendo la candidata Vázquez Mota "Creo en los sindicatos fuertes, pero también en derogar ese Decreto y en despolitizar la agenda educativa. Si no, estamos condenando a los niños y jóvenes a la mediocridad. Definitivamente, crearía un  nuevo marco de referencia legal para separar la relación laboral con la política educativa”. Vázquez Mota se compromete a derogar Decreto 1946, se agradece escuchar compromisos claros y concretos

“Me comprometo a que el gobierno no retenga las cuotas de los maestros de manera automática. Se ha dañado a la educación pública con las prácticas corporativas de sindicatos con el monopolio de la representación. Estoy a favor de que haya uno, dos o varios sindicatos en la educación, los que decidan los maestros por defender a sus intereses”.  La candidata se compromete a romper el monopolio de la representación y promover la libertad de asociación de los docentes por medio de terminar la retención automática de cuotas sindicales.

A algunos, seguramente no les va a gustar, argumentando los derechos laborales de la fuerza sindical; aquella frase bonita que usa Peña Nieto de “evitar la fragmentación de los sindicatos” y que ha servido para que los sindicatos fuertes monopólicos y creados desde el Estado en los 1940s sean también bien los sindicatos charros que depredan y privaticen los bienes públicos.

Dice Josefina: “Según la OCDE, los mexicanos somos los mas trabajadores, pero tenemos menor productividad. Lo que a un irlandés o a un coreano le toma 1 o 2 horas, a un mexicano le toma 10 horas hacerlo.  Hay varios factores que inciden en la productividad, pero la educación es uno de ellos”.

Blanca no pierde la oportunidad y le pregunta si sólo se trata de voluntad política, “¿Qué la haría como Presidenta, diferente?”. Contesta: “El entorno es diferente. A mi paso por la SEP, se creó e hizo pública la prueba ENLACE y se creó la Alianza por la Calidad de Educación. Como Secretaria no me rendí, pero me faltó tiempo. Concursamos las plazas de directores de educación media superior, con Miguel Székeley aquí presente. Se comenzó el concurso de nuevas plazas de docentes, como un proceso certificado por Transparencia Mexicana. Hice cosas donde podía, donde tenía el control”.

“¿Por qué el Presidente Calderón no la apoyó?” pregunta Blanca. Es un pase perfecto para meter gol, pero Josefina no dice nada claro, no rompe, sino elude. Esto le cuesta el voto de los independientes, no queremos continuidad en la complicidad ni las inercias. Vázquez Mota no termina de mostrar valor, no termina de hablar claro ni fuerte, no critica al Gobierno de tu partido. Y para cuando se decidas a hacerlo ya será muy tarde, porque los indecisos nos habremos decidido ya.

“Hace falta que la Alianza se convierta en Ley, que la evaluación no esté a capricho de unos cuantos. Mi alianza es con los ciudadanos, soy una candidata libre. Que la SEP tenga la rectoría de la educación. Las personas no deben estar arriba de las instituciones”. “¿Qué personas?”, pregunta Blanca. A Vázquez Mota le cuesta trabajo decir lo que en sus espectaculares ya leemos: “Adiós Elba Esther”. Blanca le ayuda “¿A la cúpula sindical? ¿Ves algún riesgo si se va Elba Esther?”. “Si, a la cúpula sindical. Si se va, no hay ningún riesgo” contesta Josefina sin siquiera nombrar a Elba Esther. Aquí estaría el titular de mañana, el twitter trend, si tan sólo pudiera articular con fuerza una sólida frase de 140 caracteres, pero no… Josefina no termina de decirla con la fuerza necesaria, con la capacidad para contagiarnos a muchos para salir a decir “Sí, voto porque es diferente”.

Hay muy buenos profesores, con vocación y hay que reconocerlos

“Sí sustituiría la actual carrera magisterial por un servicio profesional de carrera entre los docentes. Estoy a favor del concurso de todas las plazas de maestros, directores y supervisores. El peso más importante debe ser el rendimiento en el aula”. Se compromete Vázquez Mota a crear el servicio profesional docente, al concurso de todas las plazas, incluyendo directores y supervisores.

“Revisar a fondo el modelo de las normales, actualizar contenidos y herramientas, introducir habilidades para trabajar con tecnología y la evaluación universal. Es necesario crear alternativas para la formación de maestros, que tenga incentivos para tener maestría o doctorado, siendo remunerado por ello. Hay muy buenos profesores, con vocación y hay que reconocerlos”.

“La educación superior debería colaborar con los maestros en aulas; ser puente entre los maestros y los siguientes niveles educativos. Trabajar escuelas de tiempo completo. Crear un sistema de becas para niños talento. Estoy a favor de la Secretaria de ciencia y tecnología”.

Información y Transparencia sobre los recursos públicos invertidos en educación

“Si sólo pudiera hacer una reforma, abriría toda la información sobre el sistema educativo en internet. Un Sistema Nacional de información sobre la educación y entonces muchas cosas pasarían. Haría públicos el padrón de maestros, los resultados de ENLACE, la infraestructura, la deserción y promovería observatorios del desempeño e indicadores del sistema educativo desde la sociedad civil”. Urge un sistema de información sobre el sistema educativo, @josefinavm –igual que @epn– se comprometen a crearlo. Vamos a ver...

Blanca pregunta “¿Por qué no se avanzó este Sistema Nacional más?, ¿por qué hoy no hay un padrón de maestros?”. Contesta Josefina: “Por la agenda política”. Ojalá Vázquez Mota tuviera una explicación más convincente o concreta sobre por qué hubo pocos avances en el padrón. Me hace pensar en la reflexión de Peña Nieto "Por algún lugar le pagan a los maestros ¿no?"

“Revisar la Ley de Coordinación fiscal y el fondo de FAEB (Fondo de Aportaciones a la Educación Básica). Actualmente, no tiene ni la supervisión ni la transparencia necesarias; algunos estados rinden cuentas y otros, no. Es necesario darle mayores atribuciones a la Auditoría Superior de la Federación y al IFAI, porque entonces muchas cosas pasarían; es necesario que haya consecuencias. Hoy hay 2 negociaciones salariales. Los Gobernadores hacen la segunda negociación salarial, otorgando 90 días de aguinaldo, lo hacen como prebenda política y no hay finanzas que aguanten eso. Por ello, hay grandes endeudamientos en los estados, por lo que hay que replantear corresponsabilidades con los estados”. Vázquez Mota se compromete a revisar la Ley de Coordinación Fiscal y FAEB, así como a una mejor fiscalización de las transferencias a los estados. Gobernadores ya no podrán negociar nuevas prebendas con SNTE a nivel estatal. Suena bien como compromiso, complicadísimo implementarlo: una potencial alianza de #10Xlaeducacion y #rindancuentas.

“Estoy a favor de la autonomía constitucional de Instituto Nacional de Evaluación de la Educación y de una participación más efectiva de los padres de familia”. Igual que Peña Nieto, Vázquez Mota se dice partidaria de un @ineemx autónomo y más poder a la participación en las escuelas. Habrá que ver cómo se implementan estas buenas promesas.

“Yo estudié en la escuela pública, mis hijas, no. La escuela privada tiene mayor autonomía para enseñar, contratar a buenos y despedir a los malos maestros, evalúa a los estudiantes y a los maestros. Pero se trata de que todas las escuelas públicas puedan hacer esto y que le llevemos la mejor educación de calidad a los grupos más pobres. Esa es la mejor política de combate a la pobreza”.

Los compromisos de @josefinavm fueron muchos: 1) derogar el Decreto de 1946; 2) Terminar con la retención automática de cuotas sindicales; 3) Revisar modelo de normales, mejorar curriculum, introducir herramientas tecnológicas, evaluación universal; 4) concursar todas las plazas docentes, incluyendo directores y supervisores, iniciando la gestión; 5) revisar la Ley de Coordinación Fiscal y el FAEB, y mejorar la fiscalización y rendición de cuentas de los estados; 6) dar autonomía a la escuela y concretar su identidad jurídica; 7) trabajar con sociedad civil en las escuelas y la política educativa, así como crear observatorios para mejorar la calidad del sistema educativo; 8) dar mayores facultades a consejos escolares en la gestión escolar; 9) crear el Sistema Nacional de Información sobre el sistema educativo; 10) garantizar la autonomía constitucional para el INEE. ¿Podrá cumplir todo?

---

Me hubiera gustado muchísimo oir a Andrés Manuel López Obrador (PRD) al lado de los otros dos candidatos. Quería mandar a exponer a Ramón de la Fuente, pero no se trataba de escuchar a los futuros gabinetes, sino a los candidatos presidenciales. Mandó respuestas escritas, incluso tarde para la publicación del desplegado y la edición de un video-resumen del video.

Ruben Álvarez me dice que no hay de otra. Son estos tres entre quienes debemos decidirnos, será por el menos peor. Si esa fuera la lógica, en cuanto a propuestas y compromisos por la educación Vázquez Mota es la menos peor. Es cuestión de pensarlo: voto por la educación, voto en general por el menos peor o voto útil para que el PRI no regrese. Creo que seguiré indecisa... más informada pero indecisa hasta la noche antes de la elección.

---

Lejos de las luces, los asistentes y los candidatos, este esfuerzo de 10 Preguntas por la Educación se planeó y articuló desde la sociedad civil. Es algo que me tiene orgullosa, contenta, esperanzada. Desde hace un año en Muévete por la Educación, planeamos que la Coalición Ciudadana debería de convocar junto con otras organizaciones a los candidatos para conocer sus propuestas. La articulación se la debemos a Pilar Parás como presidenta del Consejo Ciudadano Autónomo por la Educación, quien ha sabido convocar, mediar y resolver conflictos, egos, personalidades y mucho, mucho trabajo. 

La agenda ciudadana para política educativa es una excelente síntesis de muchas reformas institucionales y de políticas públicas que deben cambiar.  Es un documento que se trabajó por las organizaciones y redes ciudadanas (Muévete-Coalición Ciudana Por la Educación, Compromiso Social por la Calidad de la Educación, Consejo Ciudadano Autónomo por la Educación, Más Ciudadanía, Mexicanos Primero, Instituto de Fomento e Innovación Educativa, Red de Investituciones Especialistas en Juventud, Redu-Red Educativa Ciudadana, Suma Por la Educación y Unión Nacional de Padres de Familia). Les debo el video donde sus distintos representantes explicaron esta agenda ciudadana en una conferencia de prensa.

La agenda ciudadana no habla del diseño curricular ni las propuestas pedagógicas, pero cada vez más me convenzo de lo que un funcionario de UNICEF me dijo hace 3 años: "México tiene toda la capacidad técnica y de recursos científicos sobre lo pedagógico, lo que no tiene aún es una sociedad exija reformas políticas para que mejore la calidad de su sistema educativo".  Uno de los asistentes reflexionó: "Esta es la lucha de los 100 años, pero ya empezó".

Temas: 

 

Somos parte de: