El estudio es pertinente, relevante y original

9 Jul 2012 - 10:37am -- admin

Por Felipe Hevia de la Jara, Investigador del CIESAS Golfo
Publicado originalmente en Educación a Debate

A pesar de su importancia, su complejidad y su tamaño, el sector educativo, que debería involucrar actores públicos estatales y no estatales, ha sido casi impenetrable para la ciudadanía; el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ha sido el único actor no gubernamental con influencia en la política educativa. Afortunadamente, cada vez más organizaciones de la sociedad civil (OSC) tienen como objeto social el fomento educativo y es creciente la demanda social por transformar el sistema educativo mexicano; lo que deberá crear un contrapeso ciudadano a la influencia del SNTE y romper su “simbiosis atípica” con la Secretaría de Educación Pública. Por lo anterior, el estudio de Alternativas y Capacidades es pertinente, ya que analiza los fenómenos asociativos y los procesos de incidencia de las organizaciones de la sociedad civil en la política educativa. La investigación, más que analizar dimensiones sociocéntricas o estadocéntricas, apunta al análisis de las relaciones entre actores gubernamentales y no gubernamentales en lo público, una perspectiva pertinente para explicar en términos concretos los procesos de democratización de nuestra sociedad.

El modelo de análisis que utilizan las autoras es relevanteporque abona al conocimiento de las formas de relación entre gobierno y sociedad civil organizada y puede ser fuente de otras investigaciones y sistematizaciones, tanto en el campo educativo como en otros campos de política pública. El carácter comparativo del estudio es relevante porque permite comprender mejor los problemas internos y externos al campo educativo que caracterizan la baja y pobre incidencia de las OSC en las políticas educativas. Los estudios de caso seleccionados muestran la gran variabilidad del campo, pero también permiten vislumbrar el enorme vacío y la opacidad en la mayoría de los procesos sustantivos de las políticas y programas educativos. Adicionalmente, cada uno de los casos analizados es relevanteen sí mismo y permite acceder a información sólidamente construida por investigación de campo, y con resultadosoriginales.

Tal como lo establece el título del estudio, y de acuerdo con el análisis de cuatro casos concretos, las OSC en el campo educativo están ausentes de las políticas educativas, a pesar de su presencia (más bien discontinua) en las escuelas: “la relación más frecuente entre la SEP y las OSC dedicadas al fomento educativo es para que éstas implementen políticas públicas o programas educativos diseñados por el propio gobierno”. Este tipo de relación, en otros campos se conoce como “transferencia”, porque el gobierno transfiere recursos (por lo general económicos o financieros) y las OSC ejecutan los programas, sin capacidad de incidir en ellos; o, “terciarización”, según la terminología economicista. Sin embargo, como muestra la extensa tipología elaborada por las autoras, en la relación entre el gobierno y las OSC se podrían adoptar otros tipos de relación; pero se necesita que las autoridades educativas comprendan mejor al sector de OSC y su papel en las políticas públicas y que, las propias OSC se asuman cada vez más como actores que pueden incidir en la política educativa. Pero, antes de esto, hace falta un marco para la relación institucional entre ambos actores, bajo principios democráticos y pluralistas.

La originalidad de la tesis reside sobretodo en la sustentación empírica que hace el equipo de Alternativas. Es muy diferente afirmar de manera más o menos general que las relaciones son limitadas a la ejecución de políticas pre-diseñadas, que entregar datos empíricos al respecto. Recomiendo ampliamente su lectura.

 

Somos parte de: