Incidencia para la salud de las mujeres indígenas

12 Dic 2012 - 12:40pm -- Bernardo Padron

Por Ana López Ricoy

No es nada nuevo resaltar que las poblaciones indígenas en México concentran indicadores de desarrollo por debajo de la media nacional. Tampoco será novedad afirmar que, además, las mujeres indígenas son doblemente vulneradas, no sólo por su etnia, sino también por cuestiones de género. Esto se traduce en una taza de analfabetismo mayor, además de indicadores de salud mucho más graves. El índice de mortalidad materna es el dato paradigmático que refleja esta desigualdad en salud de las mujeres indígenas, pues se dispara en los 100 municipios de mayor marginalidad (mismos que también son casi en su totalidad indígenas) en donde es tres veces mayor que el promedio nacional. Es así que el país tiene un adeudo con las mujeres indígenas, que en muchas ocasiones no han tenido las oportunidades de desarrollo que merecen, y es uno de los principales retos del sistema mexicano de salud.

Los grupos feministas de la sociedad civil en México tienen una larga trayectoria de organizarse para exigir cambios en leyes, programas más ajustados a sus necesidades y políticas públicas con perspectiva de género. Además, en este camino han logrado profesionalizarse y muchas de ellas se han acercado a las mujeres indígenas para entender los problemas que viven. Han adquirido un conocimiento profundo de las instituciones gubernamentales y vínculos con actores clave en ciertas áreas, como la salud. Desde nuestra visión, esto las ha ubicado en una posición privilegiada para potenciar un cambio. El valor de las alianzas entre organizaciones urbanas-profesionistas y las organizaciones de base compuestas principalmente por mujeres indígenas es enorme, y puede generar el cambio necesario para obtener un sistema de salud más equitativo para las mujeres indígenas.

Es aquí donde se inserta el proyecto “Hacia mayor equidad en salud: el papel de las organizaciones de la sociedad civil y su incidencia para políticas de salud pública más equitativas para mujeres indígenas”, que será un proceso de investigación coordinada a tres años y consistirá en apoyar la producción de investigaciones originales alrededor de estudios de caso. En el marco de este proyecto, el pasado 8 de octubre organizamos el seminario de reflexión teórica “Salud de las mujeres indígenas, políticas públicas y sociedad civil” en el Hotel Racquet de Cuernavaca. Asistieron más de 70 personas de la academia, sociedad civil y funcionarios públicos.

También realizamos un taller con un grupo diverso de documentadores que serán quienes llevarán a cabo estas investigaciones. Con integrantes de OSC y académicos de D.F., Chiapas, Yucatán y Oaxaca profundizaremos sobre el papel de Kinal Antzetik, A.C. en la Coalición por la Salud de las Mujeres, los esfuerzos por reconocimiento de las escuelas de partería tradicional, la experiencia de las Casas de la Mujer Indígena, las promotoras de salud, la agenda de interculturalidad oficial y la influencia de la sociedad civil en ésta. 

 

 

Somos parte de: