Pagina de inicio
#noticias

Mi experiencia como becario en Alternativas: Israel

Por Israel Aguilar Esquivel

En la actualidad, las organizaciones de la Sociedad Civil, grupos y colectivas en México cuentan con un alto índice de desconfianza por gran parte de la sociedad. Al ser señalado, incluso por las autoridades gubernamentales, el sector de OSC recibe una etiqueta negativa que para nada le hace justicia a la enorme labor que realizan por cubrir las demandas y necesidades de la población vulnerable del país. Mi paso por Alternativas me llevó a conocer de cerca las redes construidas a la par de otros grupos y organizaciones, y comprobar, aprehender y aprender la importancia y necesidad del trabajo de la Sociedad Civil Organizada.

Las entrevistas siempre causan expectación. Más aún cuando se trata de la primera y más cercana experiencia a la vida laboral de un egresado. Algunos minutos antes de las once de la mañana hallé la puerta. La fachada, invadida por el verdor de algunas plantas, contrastaba con el grisáceo puente vehicular detrás de mí. Aquella escena fue un presagio. La dirección escrita en el último correo electrónico coincidía con el domicilio frente a mí. Después de corroborar por última vez los datos, y con los nervios a tope hasta en la punta de los dedos, toqué el timbre. Al cabo de algunos segundos Abril me dio la bienvenida a Alternativas.

Desde aquel encuentro y hasta el último día como becario en Alternativas y Capacidades, aquellos nervios no volvieron a manifestarse. Por el contrario, el compañerismo, la fraternidad, la empatía y el cariño presentes en todas las integrantes del equipo me permitieron adaptarme y adoptar los valores de la organización con facilidad. A diferencia de otras tantas experiencias que se escuchan en la vida de los egresados, desde el primer momento el equipo tuvo el interés de involucrarme en los proyectos de la asociación. Sin duda ser partícipe me permitió comprender de manera integral el sentido y magnitud de su trabajo.

Aunque egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación, uno nunca termina de construir e incorporar nuevos aprendizajes a su repertorio. Si bien de la academia he obtenido un enorme cúmulo de conocimientos, gracias a los consejos y la constante retroalimentación del equipo de comunicación de Alternativas he podido ampliar el abanico de mi proceso formativo en la vida profesional. Pero esta dinámica no se limitó únicamente al área de comunicación. El sentido de colectividad siempre estuvo presente y gracias a él pude obtener experiencia de la labor realizada por cada una de las áreas. Ningún aprendizaje me fue ajeno

Este año, de pronto, las personas alrededor del mundo tuvieron la necesidad de volver a sus casas y reconfigurar su vida cotidiana desde ahí, alejadas del espacio público y del contacto social. Nadie supuso que una pandemia cambiaría de forma tan repentina las tan interiorizadas dinámicas sociales. Para el sector de OSC el panorama no fue diferente. En medio de una crisis sanitaria muchas organizaciones han tenido que enfrentar y adaptarse a las nuevas necesidades, pero ellas siguen en pie y su labor sigue siendo más necesaria que nunca.

A pesar de la crisis derivada de la pandemia, en Alternativas pudimos seguir adelante y estrechar aún más los lazos y las redes de compañerismo y empatía al interior del equipo. Aunque fueron solamente seis meses, encaminarme en el rumbo común del trabajo de la organización no fue difícil. Resulta sencillo hacer propias las causas y los objetivos cuando al interior se respiran los valores solidarios que se expresan al exterior. El presagio del día de aquella entrevista se cumplió, ante el grisáceo paisaje que pintan las crisis, las OSC colorean el panorama para los sectores vulnerables del país.